Una vez más nos demuestran que el amor no tiene limites. Una boda que comenzó en el Pueblo Canario donde disfrutamos de los momentos espontáneos de Pepe y las risas contagiosas de Susi, donde una vez más debemos darles las gracias por la acogida que tuvimos con sus respectivas familias y por su puesto por parte de ellos. Felicidades pareja y a disfrutar este nuevo camino. Un gran abrazo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This