Creemos que no hay un trabajo más gratificante que el ver que tus imágenes han captado ese amor, compañerismo, complicidad, alegría, diversión y un sin fin de sentimientos difíciles de describir. Gracias a Nina y Santi por permitirnos compartir ese momento tan especial como fue su Boda.

Un rincón con mucho carisma y encanto, esta vez fue en Pasito Blanco, donde el sonido de los mástiles  daba un toque de distinción a tan especial ocasión. Mar, cielo, excelente compañía y una familia entrañable donde la unión y el cariño era visto en cada rincón.

Y por supuesto recordar la ilusión de ver la mirada de su hija Julie viendo a sus padres dar el si quiero y que sin dudarlo participó en todo momento dando su toque de inocencia y felicidad. 

Solo nos queda desearles lo mejor y que la felicidad siga a vuestro lado en este hermoso camino.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This